Parto natural versus cesárea

you-may-be-advised-to-abandon-water-birth-for-vaginal-or-caesarean-birthEn las últimas décadas es sorprendente ver cómo el avance científico y la tecnología han invadido todos los espacios de nuestras vidas, incluso aquellos que deberían ser reservados. La intromisión de los avances tecnológicos han hecho incluso que muchas personas cuestionen a otras personas cuando estas optan por procesos naturales.

Son cambios radicales que han tenido lugar en la humanidad y que si bien durante algunas generaciones se vio con buenos ojos, ya en pleno siglo XXI muchas personas y movimientos sociales han comenzado a generar alertas al respecto y han vuelto su mirada hacia lo natural.

En el caso que nos ocupa del parto o la cesárea se debe poner el énfasis en el beneficio en primer lugar para el bebé, luego el beneficio de la madre y por último, aunque no menos importante, el rol del médico.

En la mayoría de las clínicas privadas esta relación está totalmente distorsionada, colocando en primer lugar la comodidad del médico, luego la atención al bebé y por último la madre. Cuando en una cita médica se decide cuál es la fecha que hará una cesárea la fecha la determinará el médico según su horario de trabajo y no según la maduración del bebé.

En países de nuestra región con tendencia progresista los movimientos sociales de madres y padres en defensa a un tratamiento humanitario del vínculo hijo-madre-padre ha tenido avances significativas que en materia normativa se expresan en extensión de permisos remunerados tanto para el padre como para la madre durante el post parto; evitar que el recién nacido pierda contacto con los padres luego del nacimiento cuando se lo llevan al “retén”, derecho de la madre a escoger el tipo de parto deseado, promoción de lactancia materna, apoyo a la creación de bancos de leche, etc.

En muchos países el nacimiento por cesárea ha pasado a ser la norma y la excepción el parto natural. Y si consideramos que la medicina ha mercantilizado sus servicios poniendo al ser humano en segundo, tercer o último lugar, podremos inferir que esta es la razón de por qué hay más cesáreas que partos.

Leave a Reply